Mundo Papi

Suavizante Casero

Hace ya algo más de un año, en el cole a mi pequeña coliflor le estaban explicando que es cuidar el planeta, reciclando, no tirando comida, con pequeños tips ecológicos, y recientemente había escuchado a una amiga que usaba suavizante casero. Así que me puse a buscar y encontré varios artículos sobre la contaminación de los suavizantes y de como un suavizante casero es menos nocivo.  Como hace ya bastante de eso no puedo poneros dichos artículos, pero como ya sabemos todos usar un buscador en internet, seguro que sois capaces de encontrar varios.

 

Así que estuve mirando varias formas de hacer el suavizante en casa y al final me quede con el este artículo.

 

Hacer suavizante en casa es muy muy muy sencillo, lo más complicado lo que hay que tener en cuenta es que siempre hay que tener alguna botella de vinagre de mas, luego cuando ponga la receta veréis, que se lleva casi una botella de vinagre. Y eso mismo, hay que tener vinagre en casa para no quedarte o sin suavizante o sin vinagre para ensaladas.

 

En casa llevamos como digo alrededor de unos 16 meses usándolo, y la verdad es que no hemos notado ninguna diferencia con el suavizante que se compra en el supermercado. No diré que es más barato por que estará por ahí.

 

Y luego os diré que las primeras veces esta guay hacerlo con nuestros peques, ven esas burbujas que salen al principio y alucinan, y además nos ven haciendo una actividad que reconocen como buena para cuidar el planeta, y eso los ayuda a interiorizar actitudes que son buenas para nuestro planeta.

 

Sin más la receta, es muy fácil, necesitaremos lo siguiente:

 

  • Un barreño, con capacidad para más de un litro.
  • 800 ml de vinagre de sidra o vinagre de vino. Yo he usado vinagre de manzana normal y sin problema.
  • 200 ml de agua tibia o caliente
  • 20 gotas de la esencia que quieras, en herbolarios y demás venden frascos de esencia de lavanda
  • 10g de bicarbonato, yo vengo echando 2 cucharadas bien cargadas de cucharas de café, de las de los yogures.

 

 

Y la preparaciones es muy fácil

  1. Se vierte en el barreño el agua y el vinagre
  2. Echas el bicarbonato y eso empieza hacer burbujas
  3. Cuando se acaban las burbujas echas las gotas de la esencia
  4. Y luego ya la guardas donde quieras. Yo me quede con una botella de suavizante del supermercado y allí echo el casero. Y lo agito para mezclarlo.
  5. Un consejo cada vez que vayas a usarlo, es conveniente que agites la botella para que vuelva todo a mezclar bien.

 

ET VOILA

Deja un comentario